05 diciembre 2005

Superchatarra

Música con todas las letras/Centro Cultural España Córdoba
Un hombre que vive encerrado en su casa y sólo se relaciona con el mundo a través del teléfono, la compu y el televisor. Esa es la historia que escucho en el España Córdoba un viernes a la noche. Un relato acolchonado por un contrabajo, una base electrónica, ruidos y gritos. ¿Cuán chatarra es la cultura chatarra? ¿El sexo telefónico es más degradante que el rutinario? ¿Erotiza más una porno que la gente común en actitudes comunes? Cuestionario que cuestiona a muchos de los que, una vez que culmine esta velada, caerán bajo el remanido hechizo de Spinetta. Preguntas que me acompañarán hasta el amanecer, mientras coma una empanada, mientras tome un vino tinto, mientras pase a saludar por Rita en Alta, mientras haga pie en Babylon antes de saltar al vacío. Mientras descienda hasta las profundidades de mi inconsciencia, sin encontrar un Mac Combo que me atragante. Ni un mensaje de texto que me barra la basura celular.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

contra la compañía chatarra, la máquina de lombroso.
tengo todo, pero me cerraron el bar de la esquina.
el día mas largo de mi vida!
Sin-Tía

Cecilia. dijo...

todo es artificio

¿Chat?

Lejos de la cercanía

Lejos de la cercanía
“Cuando vivís es extraño todo lo que sucede”, dice el amigo Martín Toledo en su novela “Proximidad”. Martín, el que cayó aquella noche de 2004 desde el escenario de Casa Babylon. El que regresó a la superficie con los puños llenos de literatura. Llanto de Mudo fue la editorial que recogió esa furia y la convirtió en un libro. Más de 160 páginas en las que se cronica un fracaso tras otro. Porque, ya lo señala el propio autor, “cuando se quiere ser feliz comienzan las equivocaciones”. Y allá vamos entonces, cayéndonos y levantándonos, durmiéndonos y despertándonos. Cada vez más lejos y cada vez más cerca de la felicidad.

EL FANZINE

EL FANZINE