13 marzo 2006

De callado

Como un avión estrellado/Ezequiel Acuña
Final, final, final para los winners. Ahora las chicas se vuelven locas por Nico, el pibe de la veterninaria. Tan alto como escaso de garbo. Tan enamorado que se obsesiona. Tan parco que las palabras huelgan. Los Nicos que deambulan por las calles pensando en cómo conquistar a su alma gemela, ya pueden quedarse tranquilos. La contraseña: ellas vendrán con un conejo en sus brazos. Irán a los shows de Mi Pequeña Muerte. Hablarán de los Souvenirs de Jackson. Y en vez de escaparse a Europa, ellas los arroparán con sus chales para que pasen calentitos el invierno. Ya se sabe, detrás de toda mujer, por muy joven y pizpireta que sea, siempre se esconde una madre. Después, cuando Nico crezca y curta los bares, tal vez sea otro el cantar.

2 comentarios:

quién engañó a roger rabbit? dijo...

que el género femenino despierte a la maternidad en cualquier momento de su vida, lo dudo.
toda regla merece una excepción.

Cruela de Ville.
(con tapado nuevo)

juanchi dijo...

avanti nico!!! ... alusiones cinematograficas a los jaime sin tierra por parte de acuña??? claro que si... observar: juan(amigo-peli, bajista de jst...siempre viaja al campo con su novia); nico...cantante de jst ...y protagonico de la peli ...tuvo un perro llamado coco... y lo piso un tren... a nico kramer de jst le dicen coco y tiene un disco tren... el conejo llamado arturo ... la piba le dice hola arturo!!! igual ke como empieza un tema de jaime sin tierra... Otro detalle de las pelis de acuña...hombre deskiciao... la primer pelicula ...nadar solo podria haberse llamado jaime sin tierra ... y bue la banda de sonido... y la segunda peli....como un avion estrellado... podria haberse llamado mi pequeña muerte... cosas del carajo de un director ke hace de las suyas!!! un deskiciaoooooooooooooooooooo.salu2.

¿Chat?

Lejos de la cercanía

Lejos de la cercanía
“Cuando vivís es extraño todo lo que sucede”, dice el amigo Martín Toledo en su novela “Proximidad”. Martín, el que cayó aquella noche de 2004 desde el escenario de Casa Babylon. El que regresó a la superficie con los puños llenos de literatura. Llanto de Mudo fue la editorial que recogió esa furia y la convirtió en un libro. Más de 160 páginas en las que se cronica un fracaso tras otro. Porque, ya lo señala el propio autor, “cuando se quiere ser feliz comienzan las equivocaciones”. Y allá vamos entonces, cayéndonos y levantándonos, durmiéndonos y despertándonos. Cada vez más lejos y cada vez más cerca de la felicidad.

EL FANZINE

EL FANZINE