08 agosto 2006

Y allá vas sonriendo por mí

Adicta/Cualquiera Fest
Hay quienes me aseguran que el show de Adicta empezó el viernes en Babylon y terminó el domingo en el Ojo. No sé qué decir al respecto. A veces la memoria se me empasta y no encuentro bujías para reemplazar. Creo que todo comenzó cuando llegué a buen puerto, donde me sirvieron empanaditas chinas en la mesa, vino tinto en el vaso, fotos de chicas con máscaras en la pantalla de la PC. Una vez así predispuesto, ver a Toto maquillado de Toto fue algo nimio. Y encontrar a Rudie disfrazado de Stone Roses me despresurizó. A partir de ese momento, el set de la banda con el de DJ Manic ya se me confunden. "Date cuenta, estoy acá", me dijo un coro, pero hasta entonces ya habían transcurrido 40 horas. Recuperé las coordenadas del tiempo cuando Toto utilizó una sentencia ricotera para despedirse: "Esto es Adicta y la reputa madre que los parió". ¿Cómo será el rimmel de Indio Solari? Ji Ji Ji.

3 comentarios:

tormentadeletras dijo...

me ratoneo...la idea,del INDIO,maquillandpse,frente al espejo....desnudo ,cantandome ,solo para mi..."la chica del blockbuster".....

o el INDIO,poniendose rimmel,mientras canta .."cancion para un goldfish"...y yo meta ...checkin-checkout......

brissas..algo idas de rosca

Anya dijo...

Che... No se dieron cuenta que tocó TRIGGER de PUTA MADRE????
Cuado van a empezar a respetar lo propio???

linye dijo...

una verdadera noche de rocanrol

¿Chat?

Lejos de la cercanía

Lejos de la cercanía
“Cuando vivís es extraño todo lo que sucede”, dice el amigo Martín Toledo en su novela “Proximidad”. Martín, el que cayó aquella noche de 2004 desde el escenario de Casa Babylon. El que regresó a la superficie con los puños llenos de literatura. Llanto de Mudo fue la editorial que recogió esa furia y la convirtió en un libro. Más de 160 páginas en las que se cronica un fracaso tras otro. Porque, ya lo señala el propio autor, “cuando se quiere ser feliz comienzan las equivocaciones”. Y allá vamos entonces, cayéndonos y levantándonos, durmiéndonos y despertándonos. Cada vez más lejos y cada vez más cerca de la felicidad.

EL FANZINE

EL FANZINE