11 agosto 2007

Cada vez más alto

Mi amigo, el Palo, me lo anticipa: se está muriendo Tony Wilson. Sus 24 horas de fiesta en este mundo empiezan a acabarse. Los Happy Mondays recaudan ahora todo el dinero que le hicieron perder antes, para ayudarlo. Pero no hay caso. Ya está. Ahora le va a decir a Ian Curtis que es el Che Guevara musical. Le va a explicar a Martin Hannett que por haber sido tan grande su cuerpo no cabía en una tumba. Va a comprobar que Dios tiene su propia cara. Y nosotros salimos de caravana para honrarlo. Entramos a la Sala del Rey, que hoy parece The Hacienda. Y nos entregamos a la grata ceremonia de creer que ésta es también nuestra última noche. De creer que el viejo Tony nos mira desde un rincón, mientras nos pide que hagamos como Icaro. Que escapemos de este laberinto. Que busquemos volar cada vez más alto, aunque salgamos chamuscados.

1 comentario:

missrollo dijo...

Ey, seguimos Vivando a Tony Wilson. No quiero ser mala onda y preguntar hasta cuando, me late que por mucho tiempo más, encontraremos la inspiración ahí,
todo sea por Tony Wilson!
saludos

¿Chat?

Lejos de la cercanía

Lejos de la cercanía
“Cuando vivís es extraño todo lo que sucede”, dice el amigo Martín Toledo en su novela “Proximidad”. Martín, el que cayó aquella noche de 2004 desde el escenario de Casa Babylon. El que regresó a la superficie con los puños llenos de literatura. Llanto de Mudo fue la editorial que recogió esa furia y la convirtió en un libro. Más de 160 páginas en las que se cronica un fracaso tras otro. Porque, ya lo señala el propio autor, “cuando se quiere ser feliz comienzan las equivocaciones”. Y allá vamos entonces, cayéndonos y levantándonos, durmiéndonos y despertándonos. Cada vez más lejos y cada vez más cerca de la felicidad.

EL FANZINE

EL FANZINE