09 noviembre 2005

A lo Sandro

Babasónicos/Orfeo
Juan Carlos hizo una nueva apuesta por Babasónicos. No dudé en plegarme. Entonces ahí estuvimos. En el camino realizó una reflexión, como que nada más cerca que ir a un templo, colmado, extasiado ante la solemnidad del creador. Con esas ideas, entonces, acudimos. Y ahí estaba, de pie, su señoría, andrógino y sexy al mismo tiempo, vistiendo apretado y luciéndose todopoderoso. Paseándose Dargelos a lo Sandro de un extremo a otro del escenario, subido por momentos al púlpito, insinuando ante la multitud de adolescentes extasiadas su más íntima sexualidad. Y en el gesto caían, de a una, las fans de la era digital. Ahí persistimos, junto a una ocasional compañera, sabiendo que las diferencias saltaban a la vista. Coincidimos, y eso fue lo importante.

1 comentario:

Sin-Tía dijo...

El viernes promete una experiencia intensa en Babylonia con Pablo Reche.
No baila como Sandro.
No canta como Dargelos.
No pincha como Andrés, pero es Pablo el amigo de Larry, que esta altura de la semana ya no entiende nada.
Yo tampoco.
Lassy´n-Tía

¿Chat?

Lejos de la cercanía

Lejos de la cercanía
“Cuando vivís es extraño todo lo que sucede”, dice el amigo Martín Toledo en su novela “Proximidad”. Martín, el que cayó aquella noche de 2004 desde el escenario de Casa Babylon. El que regresó a la superficie con los puños llenos de literatura. Llanto de Mudo fue la editorial que recogió esa furia y la convirtió en un libro. Más de 160 páginas en las que se cronica un fracaso tras otro. Porque, ya lo señala el propio autor, “cuando se quiere ser feliz comienzan las equivocaciones”. Y allá vamos entonces, cayéndonos y levantándonos, durmiéndonos y despertándonos. Cada vez más lejos y cada vez más cerca de la felicidad.

EL FANZINE

EL FANZINE