13 diciembre 2005

El cuerpo del revés

DJ Charlatans + DJ P-Zone/El Ojo Bizarro
Me voy de fiesta, qué tanto. Subido a la cupé Fuego de mi amigo Walter Ruben, me alejo de la chica de la habitación 507 a la velocidad de un pez plátano. Proa al Ojo, anclamos en la barra y a Walter Ruben se le levanta el flequillo cada vez que pasa la que tiene que pasar. Tomo asistencia y faltan dos de mis Charlatans, aunque nada impedirá que los mortales los oigan. Insistirán con su prédica hasta que consigan desatar una avalancha de piedad; hay gente que, pudiendo ir a bailar en la pista electro, se queda donde tocan mis muchachos. Reciben una advertencia. A las tres y media deberán autoeliminarse. Recién pasadas las cuatro logrará DJ Radiosónico ahuyentar a los Charlatans con un oportuno "Sunday Bloody Sunday". Si, U2, sé que afuera el sol naciente me incrustará en el pecho sus rayos color sangre. Pero tengo con qué enfrentarlo: el número 2 de Japón, primorosamente dedicado.

3 comentarios:

la anónima dijo...

Juanka, te cuento que mi entrada al OBiz del viernes se juega el segundo puesto de mi top five 2005 de "ingresos destacados nocturnos":
sonaba sleeper.
"Tonight
Tonight
Oh uh huh make it magnificent
Tonight
Right..."
atomic.
pegado a la barra me miraba reclamando presencia.
no era el buda que encabezaba el pesebre.
no era el tony montana de caracortada.
no era al pachino.
no es cubano.
yo dispuesta entré y bailamos.
el mejor día de mi vida!
Sin-Tía

p.d.: larry en la otra punta era uno de los que prefirió la pista electrónica (a-bhuuu-cheo!)

Anónimo dijo...

pucha que los djs de maraddón son bien tempraneros. llegué cuatro y media de un espasmódico live set de sissikontest con guitarras, cacerolas y sintes!!!
pero bien, me faltó coronar la noche.
mi espíritu sigue con vosotros.

rvdo. loco chali

Anónimo dijo...

japón disparó contra mí al predicar que el amor no es para todos, o le creo a ella en eso de que the best love is the future love
?

¿Chat?

Lejos de la cercanía

Lejos de la cercanía
“Cuando vivís es extraño todo lo que sucede”, dice el amigo Martín Toledo en su novela “Proximidad”. Martín, el que cayó aquella noche de 2004 desde el escenario de Casa Babylon. El que regresó a la superficie con los puños llenos de literatura. Llanto de Mudo fue la editorial que recogió esa furia y la convirtió en un libro. Más de 160 páginas en las que se cronica un fracaso tras otro. Porque, ya lo señala el propio autor, “cuando se quiere ser feliz comienzan las equivocaciones”. Y allá vamos entonces, cayéndonos y levantándonos, durmiéndonos y despertándonos. Cada vez más lejos y cada vez más cerca de la felicidad.

EL FANZINE

EL FANZINE