30 enero 2006

Ritual de la manzana

ElectroRock/Comuna de San Roque
"No creo en las historias de amor", vocifera Toto. Pero su gesto es tan sabio que desmiente la palabra. Es viernes. Adicta está en escena para un set breve y opulento. Durante tres noches de carpa electro, nada podrá ser más intenso que esto. La madrugada conseguirá su objetivo, echará por tierra con las composturas, mezclará a su gusto los vasos y los besos. Relevo Afroditas en el VIP y Dianas cazadoras en la pista. Dionisos reina, mientras Zeus anda a la pesca. Paradójicamente, el día en que Justin Robertson surte efecto y cunde el desenfreno, pinta una Atenea. Por no cometer el error de Paris, por no alterar la paz desfachatada del Olimpo, cambio de casillero la cruz en la encuesta. Lo mismo arde Troya al día siguiente con el fuego que enciende Nico Díaz. Y en la última noche, navegando sobre las olas del house, entrego la manzana a quien corresponde, mientras las Helenas que salen de Babasónicos bailan su danza ritual.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Joao Karlos,, pago 1000 australes a quien me consiga un disco original de Vasos y Besos o en su defecto 2000 pesos ley a quien consiga el tema "Otros Mundos" creo se llama asi,,, saludos ...,, Willy "CLICK" Flash

la nota n´rockera dijo...

cosquin rock está pipa!!
dijo y me cantó:

"... Si me montas en tu Opel
Y me llevas a tu Hotel
Eso sí me mola a mí
Eso sí me mola..."

me contó la historia del rock español, de un grupo "de la ostia" intercambiamos telefonos, direcciones cibernéticas y después de un par de besos no volví a saber nada.
mejor nos tomemos un tiempo, unos setenta años, te parece? -dijo- y yo lo borré de mi directorio.
ahora lo recuerdo cuando escucho a los marañones (un cuarteto -ahora trío- español bla, bla, bla)
es hora de hacer algo con esta cabeza.
el flequillo no me queda tan mal, no..?
Sin Tía

¿Chat?

Lejos de la cercanía

Lejos de la cercanía
“Cuando vivís es extraño todo lo que sucede”, dice el amigo Martín Toledo en su novela “Proximidad”. Martín, el que cayó aquella noche de 2004 desde el escenario de Casa Babylon. El que regresó a la superficie con los puños llenos de literatura. Llanto de Mudo fue la editorial que recogió esa furia y la convirtió en un libro. Más de 160 páginas en las que se cronica un fracaso tras otro. Porque, ya lo señala el propio autor, “cuando se quiere ser feliz comienzan las equivocaciones”. Y allá vamos entonces, cayéndonos y levantándonos, durmiéndonos y despertándonos. Cada vez más lejos y cada vez más cerca de la felicidad.

EL FANZINE

EL FANZINE