25 julio 2006

El desafío de la blancura

Emmanuel Horvilleur/Cerro Catedral
Decididamente, prefiero la cerveza antes que el chocolate, el mar antes que la nieve, el surf antes que el snowboard. Cae la tarde sobre la Cordillera de los Andes y cada rayo de sol que desaparece es un grado menos en la sensación epidérmica. Debajo de la pista de patinaje se esconden caños. Sobre la pista de patinaje se esconden miserias, trivialidades, enojos, engaños, traiciones, sentimientos incontrolables. No alcanza la vista para observar todos los carteles publicitarios, todas las bufandas multicolor, todos los banderines que en este caso no indican ningún corner. Y mi mirada se extravía en las cabinas vacías del teleférico, rojas de vergüenza por no subir a nadie. Allá van, una tras otra. Mientras las botas rompen el hielo y en el parador la gente se detiene, redundantemente, a seguir viaje.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

imagen realmente destacada, por lo pequeña y grandiosa de la niña, se nota la autoría.

Pink Floyd dijo...

Hermoso paisaje, hermosa princesa rosa!

Lassy´nTía

¿Chat?

Lejos de la cercanía

Lejos de la cercanía
“Cuando vivís es extraño todo lo que sucede”, dice el amigo Martín Toledo en su novela “Proximidad”. Martín, el que cayó aquella noche de 2004 desde el escenario de Casa Babylon. El que regresó a la superficie con los puños llenos de literatura. Llanto de Mudo fue la editorial que recogió esa furia y la convirtió en un libro. Más de 160 páginas en las que se cronica un fracaso tras otro. Porque, ya lo señala el propio autor, “cuando se quiere ser feliz comienzan las equivocaciones”. Y allá vamos entonces, cayéndonos y levantándonos, durmiéndonos y despertándonos. Cada vez más lejos y cada vez más cerca de la felicidad.

EL FANZINE

EL FANZINE