30 noviembre 2006

Las cebras de Abbey Road

A diferencia de muchas otras bandas, la formación completa de los Beatles nunca volvió a reunirse desde marzo de 1970. A diferencia de muchas otras bandas, a pesar de eso, parece que los Beatles nunca se hubieran separado, que siguieran eternamente cantando "Don't Let Me Down" en la terraza de Apple. Fabricio Morás se calza entonces las botas de Lennon y se para frente al escenario de Mielcitas para beatlizar la noche. Y logra, por ejemplo, que Nacha se disponga a escucharlo. Después, ella me pregunta y yo le digo que "Love" is the answer. "Love" se llama el disco que mezclaron George y Giles Martin para el espectáculo del Cirque du Soleil. Y "Love" produce el milagro de que las viejas canciones suenen como el día de su estreno. Y de que Nacha se desplace por la pista pop del Ojo como si fuera caminando sobre las cebras de Abbey Road.

1 comentario:

ana dijo...

Merde, merde, merde, Juan Carlos en su presentación boluda. Y en las reediciones boludas, por supuesto.
Salud!

¿Chat?

Lejos de la cercanía

Lejos de la cercanía
“Cuando vivís es extraño todo lo que sucede”, dice el amigo Martín Toledo en su novela “Proximidad”. Martín, el que cayó aquella noche de 2004 desde el escenario de Casa Babylon. El que regresó a la superficie con los puños llenos de literatura. Llanto de Mudo fue la editorial que recogió esa furia y la convirtió en un libro. Más de 160 páginas en las que se cronica un fracaso tras otro. Porque, ya lo señala el propio autor, “cuando se quiere ser feliz comienzan las equivocaciones”. Y allá vamos entonces, cayéndonos y levantándonos, durmiéndonos y despertándonos. Cada vez más lejos y cada vez más cerca de la felicidad.

EL FANZINE

EL FANZINE